Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Buscando y buscando en hemerotecas, encontramos allí donde menos lo esperamos el nombre de Campo de Criptana. Un ejemplo es el que trataremos hoy en este artículo. Es una noticia que publicó el periódico El Noticiero Gallego, de Santiago de Compostela, del 29 de agosto de 1919, con el título «El doctor Casarrubios en Santiago». Dice así tal nota:

Con motivo de encontrarse enferma su madre política la señora viuda de Abelia, hemos saludado en nuestras oficinas al competente galeno doctor Casarrubios, que procede de Campo de Criptana.

Este distinguido doctor ha estudiado en nuestra Universidad y hace veinte años que no venía a Santiago.

Al darle la bienvenida al querido amigo, lamentamos que su llegada a esta ciudad sea por motivos de enfermedad, deseando a su vez una completa mejoría a su madre política, que como dejamos dicho, es la causa de hallarse entre nosotros el Sr. Casarrubios.

Esto es todo lo que tenemos y poco es lo que podemos decir al respecto, puesto que no hemos encontrado más datos sobre el «doctor Casarrubios». No sabemos tampoco qué relación le unía a Campo de Criptana. Lo único que podemos añadir a esto es lo que unos años después publica el periódico Eco de Santiago del 27 de agosto de 1919:

Por desconocerse al destinatario se halla detenido en la estación telegráfica de esta ciudad un despacho con la dirección Doctor Casarrubios, Rua del Villar, 46.

Quien, sin duda, es el mismo doctor Casarrubios del que antes hemos hablado por su relación con Campo de Criptana. La Rúa del Villar, en Santiago de Compostela, es una de las más céntricas de la ciudad. Esta calle discurre desde la Plaza del Toral prácticamente hasta la misma Catedral.

Como hemos dicho, de vez en cuando encontramos a Campo de Criptana en los lugares más insospechados.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO