Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Todo tiene su final. Lo tuvieron aquellas solemnidades que Campo de Criptana celebró para inaugurar y bendecir su nueva iglesia parroquial en los últimos días de mayo y en los primeros de junio de 1958. Lo tendrá también esta serie, que, entre unas cosas y otras, se ha alargado mucho más de lo que en principio parecía previsible. Supongo que este blog también tendrá algún día su final, no sabemos cuándo, no sabemos en qué circunstancias… pero lo tendrá. Pero no por lo pronto. Por lo pronto dediquémonos a lo que teníamos previsto para el artículo de hoy: Desgranar el programa de actos del último día de festividad de aquella inauguración de la iglesia, el día 2 de junio de 1958. Nos basamos, como en los días anteriores, en la información que nos proporciona el periódico Lanza, del 28 de mayo de 1958.

Era una cosa que gustaba mucho en la España de aquellos tiempos contar en solemnidades como ésta con la presencia de obispos españoles que regían diócesis de China. No piense el lector que esto salía caro, y que se les pagaba el viaje desde China para inaugurar una iglesia, a lo mejor con dietas incluidas. No, no era así. Por aquellos años, estos obispos vivían en España puesto que el gobierno comunista de China los había expulsado a todos del país a comienzos de la década de los años cincuenta. Ayer oficiaba el segundo pontifical en la iglesia criptanense Monseñor Teodoro Labrador, arzobispo de Ton-Chon… o de Foochow; hoy encontraremos a otro obispo, cumpliendo las mismas funciones, pero el día 2 de junio. Así fue, en efecto. Los actos del día 2 de junio comenzaban a las nueve y media de la mañana con el “tercer pontifical”, que en este caso estaría oficiado por:

… el Excmo. y Rvdmo. Monseñor Fray Gerardo Herrero, O. S. A. Obispo de Chongteh (China).

Se aprovecharía tal pontifical para distribuir la comunión a todos los niños de los Colegios y Escuelas de la localidad… a todos aquellos que hacían su Primera Comunión. Hay que reconocer que aquellos días se aprovecharon bien en materia religiosa y que no quedó ningún fleco suelto. Y por la tarde, al igual que en los días anteriores, a las siete y media, tendría lugar el tercer día del Triduo Eucarístico.

Aquí finalizan los actos del día 2 y también finaliza el programa de celebraciones para la bendición e inauguración de la iglesia de Campo de Criptana. Conviene antes de acabar, por si las moscas, aclarar algún que otro concepto que puede haber quedado suelto. Hemos hablado de “pontifical”, término que hay que interpretar como “misa pontifical”, que, según el DRAE, es la “misa que se celebra con solemnidad por un obispo”. En efecto, “pontifical”, viene de “pontífice”, y este término puede referirse, además de al “sumo pontífice”, es decir al Papa, también al “obispo o arzobispo de una diócesis”. Conviene que nos adentremos ahora en los vericuetos de la etimología, porque el término “pontífice” tiene una curiosa historia. Viene del latín pontifex, término que en origen se aplicó en Roma, sin que tuviera necesariamente sentido religioso, a quien estaba al cuidado del puente sobre el río Tíber. Puesto que el “pontífice” pertenecía” al llamado “Colegio de Pontífices” cuyo principal representante tenía la preeminencia religiosa, con el tiempo el término acabó siendo un título de la religión de la antigua Roma. Con la llegada del Cristianismo, el término pervivió aplicado al Papa de Roma, “Sumo Pontífice” o a cualquier obispo o arzobispo, “pontífice”, aunque ya ni el Papa ni los obispos tuviesen que velar por los puentes de Roma ni los de ningún sitio, al menos por puentes en el sentido material…

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios