Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dábamos ayer por finalizada esta serie en su novena entrega. Pensábamos que, en efecto, poco más había que decir al respecto, pero nos dejábamos algo en el tintero. Esto ocurre muy a menudo y, por ello, nos vemos obligados a añadir un epílogo, o dos, o a veces tres, a la serie concluida.

Como ya tuvimos la oportunidad de exponer, el día 30 de mayo de 1958 se inauguraba la nueva iglesia de Campo de Criptana, con la torre aún sin concluir. Desplegábamos a lo largo de esta serie el programa de actos de inauguración y bendición previstos para los días 29 de mayo al 2 de junio, basándonos para ello en el periódico Lanza, número del 28 de mayo de 1958. Como ya recordamos en su momento, este acontecimiento ocupó una página completa del citado periódico. Además del programa de actos, se publicaron también un texto del párroco criptanense en aquel tiempo, Gregorio Bermejo, y una entrevista al alcalde, José González Lara. En otro momento tendremos oportunidad de hablar de ambos textos. Fijémonos ahora en los titulares de la página:

Inauguración y bendición del nuevo templo parroquial de Campo de Criptana

Se ha construído – en 10 años – con las aportaciones del pueblo y del Estado y gracias al tesón del párroco.

Es bien sabido a qué se refiere aquí la expresión “aportaciones del pueblo”, respecto a las cuales han quedado multitud de historias y anécdotas en la memoria popular criptanense. ¿A qué se refiere con “aportaciones… del Estado? Para encontrar respuesta a esta cuestión nos vamos al año 1956, en particular al periódico ABC del 21 de julio de ese año (pág. 31), porque allí se publica una pequeña nota que tiene como protagonista a Campo de Criptana y a su iglesia parroquial. La nota nos cuenta que el ministro Arrese, entonces secretario general del Movimiento, había dispuesto la concesión de 200.000 pesetas para contribuir a los trabajos de construcción de la nueva iglesia parroquial. Según dice el periódico, la donación se hizo directamente al párroco, D. Gregorio Bermejo. El nuevo edificio, también según ABC, era de “estilo Renacimiento” (¿?) y se esperaba que estuviese ya concluido a finales del año 1957. Luego ya sabemos cómo se inauguró.

No decimos que concluimos aquí esta serie. No sabemos si éste es el final o no. En estas cosas nunca se sabe, y puede que tengamos que proseguir con algún epílogo más. Mañana se verá.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios