Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tanto y tanto hemos hablado ya en este blog de la extraordinaria influencia que tuvo por aquellos años diez y veinte del pasado siglo Celestino Martínez-Santos en el progreso de la sociedad criptanense de la época que podría parecer que nada quedaba ya por decir. Pero aún queda materia inédita, y nos la encontramos de vez en cuando en esos rincones que la hemeroteca nos ha ido dejando vírgenes e inusitados. Recordemos que Martínez Santos fue allá por 1912 alcalde de Campo de Criptana y fue el periodo de su mandato probablemente uno de los que vio más avances en la localidad por aquellos tiempos.

Era Celestino Martínez Santos persona de extraordinaria formación cultural, y por ello el fomento de la cultura y de la enseñanza estuvo siempre entre sus intereses. Su época como alcalde criptanense fue el momento propicio para hacer realidad esos intereses. Dejemos el elogio merecido en boca, o mejor dicho, en palabras de otros, y veamos qué se decía de él y de los cambios que había introducido en la enseñanza y en las escuelas de Campo de Criptana allá por 1913. La fuente es la revista Suplemento a La Escuela Moderna, año XXIII, nº 1.693, del 22 de febrero de 1913, pág. 383. Dice así la nota referida a tal cuestión:

El Ayuntamiento y Junta local de primera enseñanza de Campo de Criptana (Ciudad Real) han introducido entre sus fiestas la del Árbol y la Escolar; han desdoblado las auxiliarías de sus escuelas públicas, instalándolas en los mejores locales posibles y dotando a los ex auxiliares de subvención para casa y material escolar, y han graduado una escuela de niños, preparando nuevos locales y dotando con 250 pesetas a cada uno de los tres maestros de sección en concepto de subvención para alquiler de casa.

Son reformas progresivas de educación popular que dicen muy alto en favor de la cultura de Campo de Criptana, de sus celosas autoridades, de los maestros de la localidad, que han sabido hacer conquistas tan productivas, y, sobre todo, del culto alcalde de Criptana, D. Celestino Martínez Santos, alma de las mejoras enunciadas.

Nuestra enhorabuena a todos por su cooperación en asunto de tanta importancia.

Ya en otro momento tuvimos la oportunidad de hablar con detalle de algunas de estas fiestas de la escuela criptanense de las que él había sido alma mater. Remito para que el lector interesado en la cuestión tenga los detalles debidos a los artículos siguientes que nos describen con detalle cómo transcurrió la Fiesta de la Escuela en 1913: La Fiesta de la Escuela (Campo de Criptana, 1913) (I): El público; La Fiesta de la Escuela (Campo de Criptana, 1913) (II): La música y el recital; La Fiesta de la Escuela (Campo de Criptana, 1913) (III):El discurso del director de la Escuela graduada y… ¿quién escribió la crónica?; y La Fiesta de la Escuela (Campo de Criptana, 1913) (IV): Conclusión.

Suponemos que no acaba aquí lo que podamos decir sobre los logros de Celestino Martínez Santos. Seguro que la hemeroteca nos depara aún muchas sorpresas.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios