Etiquetas

, , , , , , , , ,

Poníamos punto y final ayer a este recorrido en nueve etapas por la historia criptanense de la mano de Ángel Dotor y Municio, con su artículo “El famoso lugar de los molinos de viento” que se publicó en la revista Algo, núm. 336, del 18 de enero de 1936. Y, como en este blog, el final no es siempre el final de verdad, concluimos hoy la serie con un epílogo, aditamento que tanto le gusta al que escribe a sabiendas de que toda historia, al fin y al cabo tiene un epílogo igual que una vida tendrá un epitafio (si lo paga con previsión el interesado o se encargan sus herederos de tan ingrata pero necesaria tarea).

La fotografía… Hemos estado dando vueltas en torno a ella, ella ha sido el motivo de esta serie, ella ha sido la razón de todo, ella la que nos ha traído y llevado de unas épocas a otras, ella la que nos ha hecho imaginar el Campo de Criptana de otros tiempos, una imagen congelada que al poco cambiaría ya para siempre, ella ha sido, en definitiva, la que nos ha permitido evocar nostalgias y añoranzas que lo que fue y ya no es.

La fotografía… Quizá ha llegado el momento de sacarla a la luz, de mostrarla aquí… por fin, pero, como habrá visto el lector, no nos ha hecho mucha falta la fotografía hasta ahora a lo largo de las nueve entregas de esta serie, porque mil palabras valen más que una imagen.

He aquí la famosa… “la fotografía”:

Panorámica de Campo de Criptana: Fotografía publicada en la revista "Algo", nº 336, del 18 de enero de 1936

Panorámica de Campo de Criptana: Fotografía publicada en la revista “Algo”, nº 336, del 18 de enero de 1936

Verás, lector, que no defrauda. Verás, lector, un panorámica privilegiada del Campo de Criptana, como suele decirse, de “antes de la Guerra”, que es como decir que algo es muy antiguo o, también, que es diferente. Aquí la tienes, lector… por fin queda la promesa cumplida. Esperamos que la espera haya merecido la pena.