Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Fueron las elecciones municipales celebradas en Campo de Criptana los días 5 y 12 de febrero de 1922 un gran quebradero de cabeza para la Diputación Provincial. No porque saliera elegido un candidato no deseado, o porque no saliera el deseado, o por ninguno de los dos supuestos, sino porque llovieron las reclamaciones que denunciaban irregularidades en las votaciones. Y con ello todo el proceso quedó bajo sospecha. Hubo que formar un expediente e investigar la cuestión, especialmente cómo habían procedido las autoridades en el transcurso de las elecciones.

Distrito nº 2, del Carmen: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Distrito nº 2, del Carmen: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Constituye todo el asunto un auténtico culebrón que nos dará para una pequeña serie de artículos, porque será imposible agotar en uno toda la materia que tenemos a nuestra disposición. Consiste esta materia en la documentación que mandó publicar la Diputación Provincial en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real. Y se publicó, y fue en el número correspondiente al día 22 de marzo de 1922, trascurrido ya, lógicamente, un plazo prudencial desde la celebración de las elecciones, efectuado ya el cómputo de los votos e, incluso, proclamados ya los elegidos.

Bueno será, pues, que vayamos poco a poco, y comencemos el asunto siguiendo el orden de la publicación en el Boletín provincial. He aquí el encabezamiento general:

Visto el expediente de reclamaciones formuladas contra las elecciones municipales verificadas en los días 5 y 12 de Febrero último en el pueblo de Campo de Criptana, y el general sobre las mismas…

Y ahora viene la primera cuestión, que será el resultado:

Resultando; que según certificación del acta de escrutinio celebrado el día 9 de febrero en el distrito 2º del Carmen, se proclamaron por la Junta Municipal del Censo Concejales electos por este distrito a D. José María Olivares Sepúlveda y a D. Isidoro Angulo Olmedo, y presuntos a D. Aurelio Manzaneque Casero y D. Antonio Huertas Rubio, resultando elegido Concejal en el sorteo verificado por el Ayuntamiento en la sesión extraordinaria del día 15 el primero de estos dos últimos, o sea, el Sr. Manzaneque.

La segunda, que es la reclamación, la dejamos para mañana. Veremos qué acusaciones se vierten contra la alcaldía por, al parecer, haber manipulado la voluntad de los electores. Pero, como esto es bien difícil de demostrar, no sabemos por el momento qué ocurrió al final. Lo desvelaremos más adelante. Y nos lo dirá el dictamen de la Comisión vista la reclamación, como debe ser.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

 

Anuncios