Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Y ahora sí… ahora ya hemos llegado al final de esta historia, y de este expediente que ocupa más de tres páginas completas en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 22 de marzo de 1922. Veíamos ayer cómo la comisión electoral no tuvo en consideración las reclamaciones presentadas contra la votación en el distrito nº 2, del Carmen, por falta de pruebas y de documentación, pero sí las referentes al distrito nº 1, Ayuntamiento (véanse: El espinoso “affaire” de las elecciones municipales… y el fantasma de la sospecha, Campo de Criptana 1922, XV: El primer “considerando” y el camino hacia el veredicto final; y El espinoso “affaire” de las elecciones municipales… y el fantasma de la sospecha, Campo de Criptana 1922, XVI: El segundo “considerando”… más cerca del final).

Y ahora viene el broche final a toda esta enmarañada historia. Será con el acuerdo de la comisión electoral. La reproducimos a continuación, según consta en el Boletín citado:

La Comisión acordó desestimar las reclamaciones hechas por D. Licerio Bustamante y tres más contra la elección del distrito del Carmen, y en su consecuencia declararla válida en sus dos secciones, y estimar la hecha por D. José Fernández Illescas, y otros, contra la del distrito 1º Ayuntamiento, declarando nula la elección en las tres secciones de que consta, con el voto en contra en ambos acuerdos, de los Vocales Sres. Recuero y Villalón.

Se llegó, por tanto, como se ha podido ver, a un acuerdo adoptado por mayoría, pero no por unanimidad debido a los votos contrarios de los dos vocales citados, los señores Recuero y Villalón.

Aquí acaba la historia… ¿o no? Pues no. Queda un último coletazo, pero esto será cosa de otro día, de otro artículo, o de otra serie…  ¿quién sabe? A lo mejor ya la dejamos para 2017.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios