Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un paisaje: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Un paisaje: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Irá apreciando el lector la inmensa variedad de tierras que hay en el término de Campo de Criptana. No es extraño. Tiene este término de todo… a decir verdad, sólo falta el mar. Hay un río que, hay que reconocerlo, es unas veces río y otras, la mayor parte, no-río, pero es río al fin y al cabo. Es el Záncara. Y tiene hasta afluente, que no es poco. Es la Acequia de Socuéllamos, o río Córcoles, como por estos lugares es generalmente conocido. Habrá quien quiera privar a éste de la condición de río, pero de vez en cuando la naturaleza nos sorprende, y corre el agua por su cauce, agua limpia, cantarina, como el agua que va libre en busca del mar. Hay en el término de Campo de Criptana sierras, y valles, y oteros, y hay cuencas y sus arroyos, hasta hay vertientes, como la del Salobral. Hay lagunas, como la de Salicor, y hay vegas, y hazas, y cañadas, y extensas e interminables llanuras. Y también hay cuevas, como la de La Laguna. Hay casi de todo… menos mar. Pero… ni falta que hace, porque para eso está el mar de viñedos.

Otro paisaje: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Otro paisaje: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Tal variedad se puede también encontrar en sus tierras, como muestran las muestras que tomó Nicolás García de los Salmones en muchos de sus parajes. Toca hoy hablar de las muestras que tienen el número 10.758 en el libro de García de los Salmones, titulado Memoria sobre la reconstitución del viñedo en La Mancha y especialmente en la provincia de Ciudad-Real. Tema desarrollado en el Congreso Nacional de Viticultura celebrado en Pamplona en Julio de 1912 (pág. XVII). Bajo este mismo número se recogen dos muestras, correspondientes la primera a la del suelo, y la segunda al subsuelo. He aquí la descripción que nos ofrece de ellas García de los Salmones en el libro citado (pág. XVIII):

La primera:

Terreno del término Encinilla Barco, en propiedad de D. Jesús Moreno Beillo. Es campo de mediana calidad. Son tierras e esos tipos generales manchegos de coloración al róseo, con fragmentillos de calizas muy concrecionadas. Para plantaciones con núm. 1.202 é híbridos de Berlandieri vigorosos.

Y el mar de viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Y el mar de viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

La segunda:

Subsuelo de anterior tierra. Ya la tosca disgregada con tono al róseo.

Y ahora, como viene siendo habitual, damos el índice carbonato de cal (caliza) con el dato del gráfico calcimétrico, así como la cal correspondiente. Son de 45’17 y 25’29 para la primera, y de 81’72 y 45’76 para la segunda.

De la ubicación del paraje del que se tomó la muestra, no podemos decir nada. Sencillamente, no sabemos en qué lugar del término criptanense se encuentra. No la hemos encontrado en mapas antiguos ni en los modernos.

Y el río aquel: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Y el río aquel: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Respecto al propietario de las tierras citado, lo encontramos en otros lugares de la hemeroteca. Por ejemplo, en el listado de licencias de uso de armas, de caza y pesca que había expedido el Gobierno Civil (Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 11 de mayo de 1906). A Jesús Moreno Beillo se le había concedido licencia de armas para caza. Y ya que estamos aquí, habrá advertido el lector que «Beillo» no es apellido común en Campo de Criptana. No lo es, porque no es un apellido. Es una errata, en lugar de «Reíllo». Hay que tener en cuenta lo fácil que puede ser confundir una «R» mayúscula con una «B» en un documento escrito a mano, como los que llegaban a la imprenta del Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, o como el que tenía en su poder Nicolás García de los Salmones, suponemos, en una etiqueta escrita a mano que identificaba la muestra de tierra. De Jesús Moreno Reíllo tenemos muchos testimonios en boletines oficiales de la provincia de Ciudad Real. De él nos ocuparemos con más detalle en otra ocasión.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO