Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

de-caballerias_foto-de-jose-manuel-canas-reillo-2015

De caballerías: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

De acontecimientos gozosos, como la celebración del día de Santa Cecilia en Campo de Criptana allá por 1965, nos vamos hoy muy atrás en el tiempo… muy atrás. Nos vamos a 1839, tiempos procelosos, tiempos de escaramuzas guerreras, de ires y venires de partidas de facciosos y de bandoleros, y bandidos, de caminos difíciles, y de buscas y capturas de las autoridades, de inseguridad en el campo y también en los pueblos, de paisajes goyescos, y de personajes goyescos también… tiempos difíciles, en fin. ¡Vaya cambio de tercio! ¿Verdad?

Y vuelve Campo de Criptana a aparecer en aquel escenario, por una cosa mala, pero también por una buena. Nos lo cuenta una nota del comandante general de las provincias de Ciudad Real y de Toledo que se publicó en La Gaceta del Gobierno de Puerto Rico de 1839, pág. 362, como parte de los “Partes recibidos en la secretaría de Estado y del Despacho de Guerra”, en Madrid, el 10 de mayo de ese año.

Cuenta el comandante que habían salido de Urda la primera y tercera columna para perseguir a un grupo de rebeldes. Los encontró reunidos, y les atacó. Hubo disparos durante cuatro horas, a consecuencia de lo cual los rebeldes sufrieron gran pérdida de muertos y heridos, y se dispersaron.

Un tiempo antes (no sabemos cuánto) esta partida había robado 19 mulas a vecinos de Campo de Criptana. Ésta es la mala noticia.

Pero también hay una buena, porque sigue diciendo la nota que la captura de los rebeldes permitió:

… rescatar cuatro sugetos que llevaban presos, entre ellos D. Manuel Pinedo, secretario del ayuntamiento de la Puebla de Almonacid y 19 mulas pertenecientes à los vecinos del campo de Criptana.

Por todo ello, la reina había resuelto que se diesen las gracias al comandante general y a las tropas de Ciudad Real y de Toledo.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO