Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tiene entre sus cosas el destino que a quien más dedicaciones y obligaciones tiene, y a quien de menos tiempo libre dispone… a ese el destino le administra nuevas cargas. Y tiene también el destino que a quienes gozan con fruición de algún tiempo libre les pasa de largo, y ni se fija en ellos.

Un ejemplo lo traemos en el artículo de hoy, porque encontramos en las primeras décadas de Campo de Criptana a algunos criptanenses que se caracterizaban por su carácter polifacético…, porque eran capaces de atender varios frentes a la vez y tenían pluriempleos. Uno de ellos es, sin duda, Jacinto Cuadra, famoso en este blog por su carácter de trabajador incansable que era capaz atender múltiples obligaciones, incluso metiéndose en política (véanse: Jacinto Cuadra, político, viajero y alcalde, Campo de Criptana 1909-1914; Jacinto Cuadra, corresponsal, comisionista y pluriempleado, Campo de Criptana, 1882-1903; Jacinto Cuadra, de la Asociación de la Librería de España y proveedor municipal de material de escritura, Campo de Criptana 1884, 1907).

Otro era don Bernardo, o Bernardo Gómez. Lo del «don» lo ponemos porque tiene estatua-homenaje en Campo de Criptana y esto, hay que reconocerlo, impone mucho y da gran prestancia. No tiene ninguna calle su nombre, creo, aunque, sin duda, sería conveniente, o necesario que hubiese en Campo de Criptana una calle de «Don Bernardo Gómez». Porque don Bernardo era de esas pocas personas que podía simultanear varias facetas en su vida. Era, como ya sabemos de sobra, farmacéutico. Y era, también, como es de sobra conocido, director de la Filarmónica Beethoven. Y era, además, compositor… y muy prolífico. Poco tiempo libre debía tener, sin duda, don Bernardo y, mira, una nueva obligación le recayó en 1913 (véanse: Bernardo Gómez: Músico, boticario, «sancho» azoriniano y criptanense ilustre, Campo de Criptana 1889-1918; La mazurca para piano de don Bernardo, 1898; Viajeros en Campo de Criptana: Azorín, su «Ruta del Quijote» y el himno de don Bernardo, 1905; Más sobre las composiciones musicales de don Bernardo Gómez: «La mantilla blanca», mazurca para piano, Campo de Criptana 1877; Más sobre las composiciones musicales de don Bernardo Gómez: «Frascuelo», mazurka para piano, Campo de Criptana 1877; «Post Nubila Phoebus», tanda de valses para piano de don Bernardo Gómez, Campo de Criptana 1882; Y el último día de feria… «Limiñana», de Bernardo Gómez, Campo de Criptana 1969).

Allá por finales de septiembre y comienzos de octubre de 1913, la Junta Municipal del Censo Electoral de Campo de Criptana, cuyo secretario era Luis Cenjor y Milán, siendo presidente de la Junta Municipal Justo Alonso y Alonso, eligió vocales y suplentes para la citada junta. Se levantó acta el día 1 de octubre, y se mandó publicar, como era de rigor, en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real. Y se publicaron. Fue en el suplemento al número 137, del 29 de octubre de ese año de 1913.

Y don Bernardo, nuestro farmacéutico y músico, estaba en la lista. Y también estaba Jacinto Cuadra. Bien es cierto que el primero sólo como suplente, pero como el destino tiene mil y una piruetas no puede uno fiarse. El segundo, Jacinto Cuadra, estaba en la lista de titulares. Veamos, además, ya que estamos en éstas, quienes fueron los designados, primero en la lista de vocales, y luego en la de suplentes:

Vocales:

Jacinto Cuadra Ramos, Concejal
Andrés Cenjor Milán, ex Juez
José Antonio Sánchez Manjavacas, por territorial
Pedro Villajos Paniagua, por íd.
José María Millán López, por industrial
Manuel Granero Pulpón, por íd.

Suplentes:

Proceso Girón Jareño, Concejal
Ramón Alfaráz (sic) Medrano, ex Juez
Jesús Moreno Reillo, por territorial
José Antonio Angulo Alarcos, por íd.
Adrián Millán López, por industrial
Bernardo Gómez Sánchez, por íd.

El documento se expidió el 2 de octubre de 1913 con la firma de Luis Cenjor y el visto bueno de Cuadra.

Y así, no sólo el destino sobrecargó de obligaciones a don Bernardo, sino también a Jacinto Cuadra que, como bien dice el Boletín, era concejal entonces.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO