Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

«Un poco de todo» tendría que ser el título de los artículos de estos días, del de ayer, del de hoy y seguramente también que del de mañana. En el Campo de Criptana de mediados de aquellos años sesenta había de todo o casi de todo. Realmente, faltaba el mar, porque Campo de Criptana no tiene mar… de agua, pero tiene un mar de otro tipo, mar de viñedos, mar de los llanos que se pueden otear desde su Sierra de los Molinos hacia el sur, hasta allá donde llega la vista, hasta los confines del horizonte, a lo mejor hasta el infinito, donde tierra y cielo se funden en uno y no se sabe bien qué es uno y qué es otro.

Y para comprobar y constatar esta inmensa variedad en Campo de Criptana en aquel tiempo volvemos, como es obligado, al Anuario Comercial Manchego de 1965-1966, porque, aunque no todos los negocios criptanenses de aquel tiempo estén en él presentes, sí están la mayor parte de ellos. Y picoteamos por aquí y por allá, porque los capítulos que encontraremos siguiendo el orden alfabético serán de pocos ítems, pero muy diversos. Y no es poco.

Así pues, siguiendo el orden del alfabeto, llegamos a «Bancos», en el que aparece un subgrupo, «Sucursales». En este capítulo se citan dos ítems:

Banco Español de Crédito.- Santa Ana, 15. Teléfono 80.
Perucho Granero, F..- Reina, 27. Tl. 114.

Sigue a continuación el capítulo «Bares» y en él encontramos un grupo bastante bien nutrido de ítems:

Díaz, Eugenio. José Antonio.
Díaz Parreño, Andrés.– B(ernardo) Gómez, 4.
Díaz-Parreño Muñoz, Ángel.- Generalísimo, 16.
Jiménez Leal, Santiago A..- Pl. Generalísimo, 5. Tl. 203.
Olmedo Campos, C.- Soledad, 1. Tl. 206.

Y llegamos a los dos últimos capítulos de los que nos ocuparemos hoy: «Bicicletas» y «Billares». En el primero, con el subgrupo «Taller reparaciones» encontramos a:

Arteaga Rubio, J. José Antonio, 32.- Teléfono 201.

En el segundo encontramos dos ítems:

Escribano García, Francisco.P(adre) Eliodoro, s/n.
Rentero, Bonifacio. Virgen 22.

Hagamos ahora algunas aclaraciones. La calle Bernardo Gómez corresponde en la actualidad al primer tramo de la calle Santa Ana. En el capítulo «Billares» se sitúa el local de Francisco Escribano García en la calle Padre Eliodoro. Por supuesto, se refiere a Arenales de San Gregorio, aunque no se cita explícitamente.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO