Etiquetas

, , , , , , , , ,

En Helsinki: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2017)

Estamos de vuelta. Han sido casi dos meses de silencio en el transcurrir cotidiano de este blog, dos meses sin el artículo de cada día. Nunca antes, desde aquel 15 de enero de 2012 en que este blog comenzó su andadura, una ausencia tan larga había quebrantado su rutina. Pero, como solemos tantas y tantas veces decir en este blog, el destino es torticero y traicionero, y de nada sirven las intenciones de uno, las decisiones de uno, ni los propósitos. Ante el destino, nada sirve, y no se pueden hacer planes a largo plazo, ni tan siquiera a medio, y tampoco a corto… mucho menos a corto plazo, porque de la noche a la mañana todo se trastoca, y todo da un vuelco, y lo que era por la mañana ya no es por la noche. Pero por fortuna ha habido de todo… También ha habido cosas buenas.

En Helsinki: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2017)

Fue una mañana de mediados de abril. Ya tenía el que escribe preparado su artículo para el día. Era Sábado Santo. Pero las circunstancias impidieron que se pudiera publicar. Primero por unas cosas, luego por otras, que si voy, que si vengo, hospitales primero, luego viajes, y el retorno se ha ido demorando, y cada vez más de lo que al que escribe le habría gustado.

“De hoy no pasa”, me he dicho esta mañana del domingo 11 de junio. Hoy sí. Y aquí estamos de vuelta.

Por supuesto, no tengo palabras suficientes para agradecer a tantos lectores de este blog que, de una manera u otra, se han interesado por las razones de este silencio, de esta ausencia. Y esto ha sido quizá lo más reconfortante en ciertas circunstancias.

En Helsinki: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2017)

No sé si a partir de ahora comienza una nueva etapa en este blog. A lo mejor sí, o a lo mejor no. Lo cierto es que no cambiará la línea editorial, y seguirán los mismos temas, y seguirán los mismos razonamientos y planteamientos… como siempre ha sido, y como seguirá siendo. Seguiremos oteando por nuestra mirilla particular hacia el pasado, congelando imágenes e historias de otros tiempos. Seguiremos contando historias, porque esa es fundamentalmente la vocación de este blog, historias de Campo de Criptana e historias de criptanenses, pequeñas historias… siempre.

Algo bueno ha habido. Ha sido un efímero viaje a a una invernal primavera en Helsinki en los primeros días de junio, allí donde ya los días comienzan a ser largos encaminándose hacia la ausencia de noche, allí donde el verano parece tomarse con remilgos su llegada.

Estamos de vuelta… y por mucho tiempo. Esperamos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios