Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Encontró ayer el caminante un camino, extraño camino que en otro tiempo iba a ser canal en tierras criptanenses. Pasó ayer nuestro caminante junto a la casa de Pedro Malo, o Pedromalo, según los mapas más antiguos, y allí encontró un camino recto, muy recto para ser camino de siempre, en dirección norte-sur. Miró en el mapa de 1886 y allí encontró una línea discontinúa con el nombre de «Canal de Alfonso XII». Sin duda, iba a formar tal canal parte de la red hidráulica que aún se puede contemplar en los alrededores de Tomelloso hacia Argamasilla de Alba. Es evidente en el mapa antiguo que el canal tenía su inicio en la acequia que aún el viajero puede ver junto a la N-310 entre Tomelloso y Argamasilla de Alba. Partía de ella a la altura, más o menos, de la Estación Vieja, y de allí iba hacia el norte, hasta el paraje criptanense de Pedro Malo. En total, tenía el canal de Alfonso XII 5.250 metros de longitud, 2.450 en término de Tomelloso, el resto en término criptanense. Lo decía el caminante sobre el canal frustrado, mirando a lo lejos y guiñando un ojo, como calculando… «muy recto para ser camino de siempre».

El proyecto del canal, sin duda, no llegó nunca a materializarse. Sin embargo, en 1900 el Ayuntamiento de Tomelloso no había perdido la esperanza de darle utilidad a una obra que ya estaba hecha. Y así, en la reunión ordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Tomelloso celebrada el día 8 de octubre de ese año, encontramos un punto en el que se acuerda aprobar una,

… cuenta de 98 pesetas 30 céntimos que presentan los Concejales comisionados á Ciudad-Real con el fin de interesar al Excmo. Sr. Ministro de Agricultura para que visitara á esta villa y las lagunas de Ruidera, y obtener el pronto y favorable despacho del recurso y expediente de construcción de pantanos escalonados en dichas lagunas con derrame en el canal de Alfonso XII y la reconstrucción de éste.

Así lo encontramos en el extracto de sesiones que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 30 de noviembre de 1900. Por fortuna, la idea expresada en aquel momento llegó a hacerse realidad. De haber ocurrido, hoy quizá ya no habría Lagunas de Ruidera, como ya no hay Guadiana.

El lugar fue escenario también de un suceso trágico. Nos lo cuenta el periódico provincial El Pueblo Manchego, año VI, núm. 1724, del 12 de octubre de 1916:

En el canal de Alfonso XII, existente á la salida de Tomelloso para Argamasilla de Alba ha sido encontrado un saco, dentro del cual había muertos un niño y una niña recién nacidos, al parecer mellizos. Se ignora quien sea el ser desgraciado autor del crimen.

El caminante se para a pensar en estas cosas… y en otras nuchas. La verdad es que ya no tiene ganas de seguir por el canal, y toma otra dirección. Sigue el camino de Campo de Criptana Tomelloso, ya casi en Tomelloso y observa uno de los últimos parajes criptanenses, antes del límite con Tomelloso. Es paraje de evocaciones itifálicas. Es el paraje de El Empalmado. Más valdría no preguntar por las razones de tal topónimo; en esto de las toponimias rurales, como ya se ha dicho muchas veces, manda mucho el capricho, a lo mejor también la mala leche en casos puntuales, pero la consuetudo que pone nombres y quita es, en esto, inmisericorde. Y si no, que vaya al caminante un poco más al sur, ya en tierras de Tomelloso, porque allí, junto a la CM-3103, más o menos a la altura del kilómetro 47, encontrará el caminante el lugar llamado Haza de los Tontos, y un poco más al norte, junto a la CM-400, ya de nuevo en tierras criptanenses, encontrará la Casa del Cojito.

Justo por el paraje de El Empalmado vemos un canal. Viene de cruzar la CM-400 junto a la Casa del Cojito, y más allá viene de Argamasilla de Alba. Entra de nuevo en término de Tomelloso, cruza el camino de Pedro Malo y al poco le sale al encuentro otro canal que viene del sur, paralelo a la CM-3103. Éste es el canal que seguirá su curso hacia el norte, y que irá serpenteando por tierras de Tomelloso, y entra en término de Arenales de San Gregorio por la Huerta de Tirina, y luego vuelve al término criptanense, y pasa por la Casa de Castilla y luego se bifurca en dos ramas: una hacia el oeste, hacia el paraje de Chozas; y otra hacia el este, hacia Arenales de San Gregorio, y va a morir en los Paredazos de Queralta.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncio publicitario