Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En la carreterilla: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2018)

Dejábamos ayer Alameda de Cervera, pero no muy lejos. Aún el caminante, cerca de la Casa de Doña Eugenia, podía ver la arboleda, y entre ella las casas de Alameda de Cervera. El paisaje es tan llano que se pueden ver tierras a grandes distancias, y un arboleda destaca mucho en el horizonte.

Y entonces piensa el caminante, y le vienen al recuerdo datos. Al caminante le gustan mucho los datos, y las estadísticas. A lo mejor también son una forma de filosofía y de arte, una forma de reflejar la realidad con números, una forma de analizar la vida misma.

En 1910 Alameda de Cervera tenía 227 habitantes. De ellos 32 tenían entre 6 y 12 años, es decir, que en aquel tiempo se hallaban en edad escolar. Encuentra el caminante que estos datos figuran en una tabla que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real del 11 de enero de aquel año. Es una tabla de información escolar en la que se dan los datos por ayuntamientos, con los grupos de población y con la población escolar. Estos datos son la base para el establecimiento de la ratio de escuelas que corresponden a cada lugar según la ley de 1857. A Alameda de Cervera le correspondía tener una escuela “incompleta o de asistencia mixta”. Alcázar de San Juan, que es era y es la cabeza del término municipal al que pertenece Alameda, tenía entonces 11.065 habitantes, 683 en edad escolar, y le correspondían 12 escuelas (1 de párvulos, 5 elementales de niños, 1 superior de niños, 4 elementales de niñas, y 1 superior de niñas).

No nos iremos lejos. Volvemos a Arenales de San Gregorio. El caminante está cerca, y ya que tiene ante la vista los datos de Alameda, no viene mal comprobar también los de Arenales de San Gregorio para aquel tiempo, época en que se llamaba aún Arenales de La Moscarda. Tenía en aquel entonces Arenales 360 habitantes, y de ellos 63 estaban en edad escolar. En función de eso le correspondía tener una escuela del mismo tipo que la de Alameda de Cervera, es decir, “incompleta o de asistencia mixta”. Entonces Arenales de la Moscarda formaba parte del término criptanense. La población del casco urbano de Campo de Criptana era entonces de 7.347 habitantes, y de ellos 967 estaban en edad escolar. Es curioso que, con menos población que Alcázar, la población escolar fuese mayor en número, lo que quizá podría suponer que la pirámide de población de Campo de Criptana era en su base más ancha que la de Alcázar. Le correspondían a Criptana 8 escuelas, 4 menos que Alcázar a pesar de tener más población escolar que éste: 4 elementales de niños y cuatro elementales de niñas.

En la interminable llanura: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2018)

Termina el caminante estas reflexiones. Está allí en el camino. Mira a un lado y ve a lo lejos Alameda de Cervera. Mira hacia otro, y allí está Arenales de San Gregorio. No abandona el pasado, y recuerda que en otros tiempos tuvo Alameda de Cervera un cartero peatón que estaba encargado de llevar la correspondencia desde la Estación de Marañón y viceversa. Y en 1914 tenía un sueldo de 5 pesetas al mes (Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 21 de octubre de 1914).

Vuelve el caminante al presente, observa los paisajes que le rodean y piensa cuán despampanante y escandalosa está siendo este año la primavera. Está en plena llanura, en el mismo Campo de San Juan, y también ve allí, mucho más lejos, como encabalgada en su colina, la silueta de Campo de Criptana. Tiene mucho camino aún por hacer, y si anda entreteniéndose con detalles históricos como el de hoy, esto se hará eterno. Pero merece la merece la pena. Cada lugar, cada paraje, cada casa… todo tiene su historia y su lugar en ella.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios