Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nos íbamos ayer a los años veinte, y en ellos seguimos hoy. Eso sí, nos vamos casi al final de la década, al año 1929. Años veinte… dichosos años veinte, años locos. Era alcalde de Campo de Criptana por aquellos días Eduardo Cueto, quien era jefe del partido Unión Patriótica de la localidad. Era éste el partido de Miguel Primo de Rivera, y estuvo durante toda su existencia vinculado a él. Había también un periódico que tenía por cabecera el mismo nombre, Unión Patriótica, y, como bien se puede deducir, era esta publicación uno de sus varios órganos de propaganda. Aprovechando que era Eduardo Cueto su alcalde, dedicó esta revista, en su número 63, del 1 de mayo de 1929, p. 38, un publirreportaje dedicado a dar brillo y esplendor a la gestión del ayuntamiento de Campo de Criptana. Y, como veremos a continuación, se hace especial hincapié en la gestión económica y en las obras públicas.

Al margen de que realmente nos encontremos ante un artículo esencialmente propagandístico, algo hay que reconocer, y dar lo suyo a su dueño: Bajo las alcaldías de Eduardo Cueto en los años 20 Campo de Criptana dio su gran salto evolutivo y, en muchos aspectos, entró de lleno en la modernidad. Y las obras públicas fueron la estrella de su política. Veamos ahora qué se nos dice en este publirreportaje. Reproducimos la mitad del texto; dejamos para mañana el resto.

He aquí otra localidad, Campo de Criptana, en donde se ha operado el milagro de convertir lo que era desbarajuste y despilfarro, en armonía, paz y acertada administración comunal. No se puede mentar a estas villas, llenas de evocaciones centrales, sin que lo más hondo del sentimiento hispano se conmueva y nos hable con su lenguaje mudo, pero no por eso menos elocuente. Digamos, antes de ahondar en este enunciado, que en el transcurso de los cinco años, desde el advenimiento del Directorio, el Ayuntamiento de esta villa ha realizado importantes mejoras, algunas de tanta importancia, que su sola enumeración nos relevará de ahondar en nuestros encarecimientos y parabienes, bien conquistados, por cierto. Merced a la gestión administrativa del alcalde, D. Eduardo Cueto, se ha terminado el Grupo escolar de niñas de cinco grados, en el que se han invertido, incluido el material pedagógico, biblioteca y salón de conferencias, más de 200.000 pesetas. Se han pavimentado y acerado las calles de Marqués de Mudela, Convento, Alfonso XIII, Avenida del Príncipe de Asturias, Cardenal Monescillo y General Primo de Rivera. Se ha reformado la plaza de la Constitución, colocándose bancos de cerámica con escenas del Quijote. Se han construido caminos vecinales que parten de esta localidad a la carretera de Quintanar, pasando por el Cristo de Villajos; otro hasta Arenales de la Moscarda y otro desde ese punto a la estación de Záncara, cuyo coste se eleva a más de 300.000 pesetas, construyéndose en la actualidad un camino vecinal denominado Paseo de los Muelles, muy importante para el tráfico de la población.

Dejamos aquí el texto, que continúa por largo espacio desgranando las excelencias consistoriales en tiempo del alcalde criptanense en aquella época, Eduardo Cueto, “Alcalde de Criptana y Jefe de U.P.”, dice el pie de foto.

Mañana continuaremos, y de paso explicaremos algunas referencias que aparecen en el texto citado merecedoras de cierto detalle.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios