Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Como habrá podido comprobar el lector, no exagerábamos cuando decíamos que el apartado de fabricantes de vino era el más extenso de todos cuantos encontramos en el capítulo dedicado a Campo de Criptana en la Guía industrial y artística del centro: Madrid, Ávila, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Segovia, Toledo, del año 1930. Diecisiete nombres de propietarios de fábricas de vinos, suponemos que bodegas de vino, encontrábamos en el artículo de ayer, y eso que eran sólo aquellos cuyos apellidos comenzaban por la letra “a” hasta la “l”. Pero hay más, como seguidamente mostramos retomando donde lo dejábamos ayer:

Celestino Martínez
Blas Moreno
Benito Nieto
Agapito Olivares
José Antonio Olmo
Salvador de la Osa
Gregorio Perucho
Eladio Pozo
Ángel Rafael
Sociedad Cooperativa Vinícola del Carmen
Santiago Sánchez
José Sañoso
Julián Sepúlveda
José Vicente
Vinícola Manchega

Diecisiete productores ayer; y hoy quince, lo que hace un total de treinta y dos. De esto podemos deducir que un buen porcentaje de la economía total criptanense en aquel año de 1930 tenía que ver con el vino.

El mar de viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

El mar de viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Mire el lector hacia el sur, al horizonte lejano, desde un altozano, que bien podría ser el santuario de la Virgen de Criptana, o el mirador de la Virgen de la Paz… mire, el lector, y piense, que Criptana no tiene mar de agua, pero sí tiene otro, el de viñedos, el verde rabioso que se extiende como una alfombra interminable en el verano, el verde de la vida del vergel manchego.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO