Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tiene de bueno la vida que uno propone y las cosas salen por donde menos uno se lo espera. Esto de las sorpresas es parte intrínseca del vivir cotidiano, unas veces para bien y otras para mal. Es ese día que uno supone fantástico, y acaba siendo un desastre; o el que promete desastres, y acaba siendo gozoso. Una de estas piruetas del destino tuvo lugar en Campo de Criptana a comienzos del año 1934, un día de finales de enero, día, seguro, frío, día, a lo mejor lluvioso… pero invernal al fin y al cabo. Se sumerge uno en aquellos años y encuentra campañas electorales perpetuas, encadenadas, cuyo final no se vislumbra ni con las mismas elecciones. Es nás o menos como en nuestros tiempos, en los que cuatro años de legislatura corresponden a cuatro años de campaña electoral, de campaña electoral permanente, sin principio ni final ¿Y gobernar para cuándo? Bueno… eso es harina de otro costal: para cuando queda un rato libre entre campaña y campaña, entre mitin y mitin…

Iba a celebrarse un mitin en Campo de Criptana por aquellos días de finales de enero de 1934, pero no pudo celebrarse. Y en su lugar hubo un banquete, lo que a lo mejor, bien pensado, resulta más ventajoso que un mitin. Nos lo cuenta el periódico Ahora, del jueves 25 de enero de 1934, p. 26, en un artículo titulado “Se suspende un mitin de Acción Agraria en Criptana, pero se celebra un banquete”. Dice el texto:

ALCAZAR DE SAN JUAN. 24- Comunican de Criptana que por orden superior ha sido suspendido el mitin organizado por Acción Agraria y en el que habían de hacer uso de la palabra los diputados por esta provincia señores Morató y Montes y el diputado por Toledo señor Molina Nieto. En vista de la suspensión, los organizadores obsequiaron a los oradores con un banquete, al que han asistido más de cien comensales. Hubo mucho entusiasmo. A los postres se pronunciaron brindis, que fueron muy aplaudidos. No ha habido alteración del orden.

Y así fue la cosa. Uno, el que escribe, prefiere, a decir verdad, un banquete a un mitin. En todo es más aprovechable. Sin embargo, antes de acabar, conviene aclarar quiénes son los diputados referidos por sus apellidos… Morató, Montes y Molina Nieto. Nos vamos para ello al Congreso de los Diputados y en particular a su “Histórico de Diputados (1810-1977)”, y encontramos lo siguiente respecto a los de Ciudad Real. iputado Morató debe ser, sin duda, dejando al margen una más que posible errata gráfica, Andrés Maroto Rodríguez de Vera, del partido Agrario Independiente. El diputado Montes es Luis Montes López de la Torre, del partido Acción Popular. Respecto al diputado por Toledo, Molina Nieto, es Ramón Molina Nieto, también del partido de Acción Popular.

Y con esto, y un bizcocho (a lo mejo el del banquete), concluye este artículo en el que se muestra de forma incontestable y fehaciente que las cosas de la política, en ocasiones, pueden acabar mejor de lo que uno se lo espera… a saber, con un entusiasta y animado banquete.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

 

Anuncios