Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Fueron en otro tiempo señores de horizontes criptanenses y atalayas de sus llanuras sus molinos de viento, y su torre de la iglesia. Pero, como la modernidad tiene sus cosas, y no siempre sus destinos son previsibles para el ser humano, hete aquí que, de la noche a la mañana, otra altura surgió de la nada, o, mejor dicho, de la llanura, y vino a hacer la competencia a molinos de viento, a sierras, a torre de la iglesia y a todo lo que se terciase que hubiere alrededor, o que hubiere en Campo de Criptana. Un silo, el Silo, se levantaría en Criptana, y dominaría su llanura. Y no fue el único en La Mancha, porque el Servicio Nacional del Trigo se afanó en dotar a cada pueblo de su silo correspondiente, tiempos aquellos en que hacía mucho que los molinos de viento ya no molían y molían, ya no andaban esos molinitos de Azorín, ya no eran esos molinos ni sombra de lo que fueron.

El vigía de la llanuras llanuras: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2009)

El vigía de la llanuras llanuras: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2009)

Hubo en Campo de Criptana que expropiar tierras para dejar hueco a ese silo y, como era de rigor, se publicó un anuncio que de ello daba cuenta en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 11 de octubre de 1965. Dice así tal anuncio:

Se cita a los señores que figuran en la adjunta relación, para que el día 13 de octubre de 1965, a las trece horas, se presenten en el despacho del señor Alcalde-Presidente del Excmo. Ayuntamiento de Campo de Criptana, al objeto de hacerles efectivas las cantidades correspondientes al valor de las fincas, con motivo de la expropiación para la construcción de un silo en dicha ciudad.

Está firmado el anuncio en Ciudad Real, el 6 de octubre de ese año, por el jefe provincial del Servicio Nacional de Trigo. Se expropiarían dos fincas para dar cabida al silo y a sus dependencias. ¿Y quiénes fueron los expropiados? Se citan sus nombres a continuación con las cantidades que recibirían a cambio de sus tierras:

Finca número 1

Propietario: D. José María Sánchez Carrillejo. Pesetas: 111.313,65.

Finca número 2

Propietario: Doña Antonia Castellanos Amores. Pesetas: 112.171,50.

El silo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

El silo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Suponemos que este proyecto de silo dio lugar al silo que aún se mantiene en pie, algo ajado, reconozcámoslo, a la entrada de Campo de Criptana, allá hacia el oriente del casco urbano, allá por donde cada mañana sale el sol y por donde primero llega la noche, tan cerca, tan cerca… del cementerio municipal. Es un caso más de esos que tanto y tanto se dan en tierras manchegas de abandono de edificios, quizá por una falta de imaginación para darles usos diferentes a aquellos para los que fueron concebidos. Casi todo se puede perdonar, casi todo, menos la falta de imaginación y la desgana de voluntad. Mientras tanto allí permanece, inmutable, aquel vigía del horizonte criptanense desde hace tantos y tantos años, el silo criptanense, mientras el tiempo va haciendo su mella en él poco a poco, poco a poco…

El silo criptanense, como todos los silos manchegos de aquella época, no deja de ser una contradicción en sí mismo. Originalmente, el término “silo” hace referencia, según el DRAE a un:

Lugar subterráneo y seco en donde se guarda el trigo u otros granos, semillas o forrajes. Modernamente se construyen depósitos semejantes sobre el terreno.

Pero también, en un sentido menos especializado y más lato, puede designar según el DRAE un “lugar subterráneo, profundo y oscuro”, para diversos usos. Pero, como La Mancha mira hacia arriba (y quizá debería mirar más o, al menos, abrirse más hacia la infinitud de sus tierras), como La Mancha mira hacia el cielo y hacia las profundidades del horizonte de la llanura, no podían ser sus silos subterráneos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios