Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El largo camino hacia el final: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

El largo camino hacia el final: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Todo en esta vida tiene su final y, como no puede haber excepciones, también tiene un final esta serie dedicada al banquete que un grupo de criptanenses celebró en septiembre de 1920 en honor a Ramón Baíllo Manso para celebrar que la noticia sobre su fallecimiento en accidente automovilístico era falsa. Todo tiene su final y, supongo, tampoco este blog puede ser una excepción. Algún día habrá que fijarle un final, porque, sabiendo como es el destino, o se lo ponemos nosotros o se lo ponen las circunstancias.

Nos cuenta el periódico El Pueblo Manchego, año X, núm. 2903, del 16 de septiembre de 1920, que terminó el banquete, hubo una animada sobremesa, y llegó el turno de los discursos, porque un acontecimiento así los merecía. Casi todos hablaron. Tomaron la palabra los próceres de la localidad y puso la puntilla el homenajeado.

Cuando ya estaba a punto de levantarse la sesión leyeron las adhesiones, tal y como no cuenta el periódico:

Se leyeron, después algunas adhesiones, tales como la del actual Alcalde de Criptana, don Juan Vicente Alarcón, don Ignacio Peñaranda, don Pedro Agüero, otros Srs. y presbíteros que habían tenido necesidad de ausentarse de Criptana, con motivo de la fiesta de Cristo que se celebraba ese mismo día y otros amigos.

Más de las cinco eran cuando el Sr. Baillo abandonó el Casino de la Concordia, y, entonces, se repitieron clamorosamente las felicitaciones y aplausos de todos los allí reunidos, que le acompañaron hasta la puerta del Círculo.

Historias de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Historias de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Y así acabó todo. Y, como el corresponsal criptanense nunca omitía su propia valoración de los acontecimientos que en la localidad se vivían en su tiempo, hela aquí:

En resumen: una fiesta por todos conceptos simpática, que debe enorgullecer al joven Diputado por Almagro y querido amigo nuestro, don Ramón Baillo y Manso. Y por ella, y por el éxito personal que en ella obtuvo, enviámosle desde aquí nuestra más sincera felicitación.

El día del Cristo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

El día del Cristo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Y, en efecto, era muy joven el homenajeado. Había nacido en 1892, por lo cual tendría en el momento del banquete veintiocho años (véase: Un equívoco, el desmentido y un banquete, Campo de Criptana, 1920, I: Los prolegómenos). Respecto a la mención de la festividad del Cristo que se celebraba aquel mismo día, recordemos que el banquete se celebró el 12 de septiembre, domingo.

Como habíamos dicho al principio, aquí acabamos esta historia, una historia más del pasado criptanense, una historia más de criptanenses del pasado, que gracias al acierto y a la oportunidad del corresponsal tenemos la oportunidad de conocer, casi viendo las escenas como en un cinematógrafo de otros tiempos… de imaginar cómo fue todo, de ver la larga mesa aún puesta, con sus platos, sus cubiertos, sus copas y vasos, y a los comensales aún sentados, bien trajeados, en animada conversación.

Mañana nos adentraremos por nuevos derroteros, y abordaremos una nueva historia, pero aún no sabemos cuál será.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO