Etiquetas

, , ,

Algunas notas biográficas sobre el fraile carmelita Pedro de la Epifanía nos han llegado en las págs. 318-319 del tomo VII de la obra de Anastasio de Santa Teresa titulada Reforma de los Descalzos de Nuestra Señora del Carmen, de la primitiva observancia, hecha por Santa Teresa de Jesús en la antiquissima religion, fundada por el gran poeta Elías, publicada en Madrid en el año 1739.
Según este autor, Pedro de la Epifanía era natural de Chillón, profesó en Córdoba y alcanzó una gran importancia en la orden. Fue muy docto y erudito, y conocido en todos los círculos eclesiásticos. Sin embargo, en Sevilla, en una visita del General de la Orden a su “Comunidad del Santo Angel”, cayó en desgracia por un comentario indiscreto. Se sabe que en la última etapa de su vida fue fraile en el convento de Campo de Criptana y que allí murió en el año 1661.

Anastasio de Santa Teresa hace referencia a una obra escrita por él, una vida del carmelita San Pedro Tomás que debió gozar de alguna importancia en la época. Nicolás Antonio lo cita, precisamente por esta obra, en el volumen II de su Bibliotheca Hispana Nova sive Hispanorum Scriptorum qui ab anno MD. Ad MDCLXXXIV floruere notitia, publicada en Madrid en 1788. Nicolás Antonio, nos dice que era de Almadén, “Sisiponensis”, en latín. La obra, en castellano, lleva por título Vida y milagros de S. Pedro Thomas, Carmelita, Patriarca de Constantinopla, Martyr Ilustrissimo y Abogado contra la mortal peste y epidemia, Sevilla, Imprenta de Juan Gomez de Blas, 1655.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO