Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los recovecos de un viaje: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Los recovecos de un viaje: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

De nuevo la nota de los «Ecos de Sociedad» con su sección «Los que viajan» nos proporciona pistas para conocer aspectos de la vida de criptanenses de otros tiempos. Continuamos, por ello, hablando de uno de ellos, Especioso Perucho Granero, criptanense al que en el artículo de ayer veíamos como seminarista y hoy veremos como presbítero (véase: Los viajes del seminarista Especioso Perucho Granero, Campo de Criptana 1911-1914). El viaje no sólo es en el espacio; hay también viajes en el tiempo, como la vida misma, que también es un viaje, quizá el único sobre cuyo punto de partida y sobre cuyo final podemos tener una absoluta certeza. Que de nuevo, por tanto, el motivo del viaje nos guíe por los recovecos del pasado y nos ayude a conocer más aspectos de la interesante personalidad del protagonista de este artículo, Especioso Perucho Granero.

Nos vamos para ello al periódico provincial El Pueblo Manchego, año V, núm. 1295, del 4 de mayo de 1915. Se nos dice en los «Ecos de Sociedad» lo siguiente:

Hemos saludado al presbítero D. Especioso Perucho que ha llegado de Criptana.

En al artículo de ayer, en los años 1911-1914, aparecía Perucho como estudiante en el seminario. Ahora en 1915, ya es presbítero… y no hacía mucho que lo era, sólo unos meses. El Pueblo Manchego, año IV, núm. 1107, del 17 de septiembre de ese año de 1914 nos ofrece la siguiente información:

Órdenes sagradas

En las que el sábado próximo conferirá en Segovia el ilustrísimo obispo de aquella diócesis y Administrador Apostólico de Ciudad Real Doctor Gandásegui sean promovidos…

A continuación se dan los nombres de los seminaristas que serían promovidos al presbiterado y al diaconado. Los nombres de dos criptanenses aparecen aquí reseñados: el de Especioso Perucho Granero, al presbiterado, y el de Victoriano Beamud Sañoso, al diaconado. Concluye la nota diciendo:

Los citados seminaristas, á quienes anticipamos nuestra más cordial enhorabuena, saldrán esta noche para Segovia.

La Iglesia de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

La Iglesia de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Otro viaje más, por tanto, a sumar a la ya larga lista.

Poco después, en 1916, entre los representantes del clero provincial que asistieron en Membrilla a una ceremonia religiosa, aparece citado Especioso Perucho como coadjutor de la parroquia de Campo de Criptana (El Pueblo Manchego, año VI, núm. 1666, del 7 de agosto de 1916). Pero no cesaron los viajes, y de nuevo, en 1917, El Pueblo Manchego (año VII, núm. 2006, del 20 de septiembre de 1917) nos vuelve a dar reseña de Especioso Perucho entre «Los que viajan»:

Ha llegado de Campo de Criptana el presbítero D. Especioso Perucho.

Aquí lo dejamos por hoy. Seguiremos en los próximos días hablando sobre los viajes del presbítero criptanenses Especioso Perucho Granero, que aqui son sus viajes reales y también su propio cursus honorum clerical. Por cierto, del criptanense promovido al diaconado en 1914, Victoriano Beamud Sañoso, tendremos muchas oportunidades de hablar también en el futuro. Y antes de terminar conviene que aclaremos que el «Doctor Gandásegui» que aparece citado en una de las notas no es otro que Remigio Gandásegui y Gorrochátegui (1871-1937), que fue obispo de Ciudad Real entre 1905 y 1914.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncio publicitario